Make your own free website on Tripod.com
MODULACIÓN DE FRECUENCIA (FM).

La modulación de amplitud tiene en la práctica dos inconvenientes: por un lado , no siempre se transmite la información
con la suficiente calidad , ya que el ancho de banda en las emisiones está limitado; por otra parte, en la recepción es
difícil eliminar las interferencias producidas por descargas atmosféricas , motores, etc.
La modulación de frecuencia consiste en varar la frecuencia de la onda portadora de acuerdo con la intensidad de la onda
de información . La amplitud de la onda modulada es constante e igual que la de la onda portadora.
La frecuencia de la portadora oscila más o menos rápidamente , según la onda moduladora, esto es , si aplicamos una
moduladora de 100 Hz , la onda modulada se desplaza arriba y abajo cien veces en un segundo respecto de su frecuencia
central , que es la portadora; además el grado de esta variación dependerá del volumen con que modulemos la portadora,
a lo que denominamos “índice de modulación”.



Debido a que los ruidos o interferencias que se mencionaron anteriormente alteran la amplitud de la onda, no afecta a la
información transmitida en FM, puesto que la información se extrae de la variación de frecuencia y no de la amplitud, que
es constante.
Como consecuencia de estas características de modulación podemos observar cómo la calidad de sonido o imagen es mayor
cuando modulamos en frecuencia que cuando lo hacemos en amplitud o banda lateral. Además al no alterar la frecuencia de
la portadora en la medida que aplicamos la información, podemos transmitir señales sonoras o información de otro tipo
(datos o imágenes), que comprenden mayor abanico de frecuencias moduladoras, sin por ello abarcar mayor ancho de banda.
Éste es el motivo por el que las llamadas “radiofórmulas” utilizan la frecuencia modulada, o dicho de otro modo, el
nacimiento de las estaciones que a mediados de los sesenta eligieron este sistema para emitir sus programas con mayor
calidad de sonido dio origen a la radiodifusión musical.
Otros usos de la frecuencia modulada son la telefonía móvil, televisión y servicios de comunicación entre los trabajadores
de empresas de paquetería, talleres, comercios...